Beto para Estados Unidos

Contribuir

Necesitamos la participación de todos nosotros.

Una unión más perfecta aún está a nuestro alcance — pero tenemos que construirla juntos. Contribuye hoy:
Si has guardado tu información de pago con ActBlue Express, tu contribución será procesada inmediatamente.

Planes

Visión Autoridad Ejecutiva Enfrentar a la NRA Sistema Nacional de Licencia Verificaciones Universales de Antecedentes Armas de Asalto Órdenes de Protección contra Riesgos Extremos Emergencia de Salud Pública Tráfico de armas Trauma y Apoyo para Nuestras Comunidades Supervisión hacia la Industria de las Armas

Los niños deben tener la oportunidad de aprender sin miedo a ser baleados en sus escuelas. Los feligreses deben tener la facultad de rezar sin temor a ser asesinados en sus mezquitas, sinagogas, iglesias, o lugares de adoración. Todos nosotros debemos tener la oportunidad de vivir sin miedo a perder nuestras vidas en una sala de cine, en un centro nocturno, en un concierto, o en la calle.

 Como presidente, Beto tiene un plan para empezar a darle fin a la epidemia de la violencia armada en Estados Unidos, implementando verificaciones universales de antecedentes, los cuales se han comprobado como reductores de violencia; eliminar vacíos legales como el Vacío del Novio, y el Vacío de Charleston, para que los abusadores domésticos no puedan obtener armas mortales y que el FBI cuente con el tiempo suficiente para conducir verificaciones de antecedentes; manteniendo las armas de asalto en los campos de combate, para que no sean utilizadas contra nuestras comunidades; promulgando leyes de bandera roja, para que la gente que presente tendencias a causarse daño o dañar a otros no tenga acceso a armas de fuego; y abordar el sufrimiento ya existente, incrementando apoyo para el tratamiento de trauma. Lee nuestro plan completo aquí.

Beto sabe que el Congreso necesita actuar sobre la violencia armada, pero él no titubeará para utilizar la acción ejecutiva. Como presidente, él:

  • Revertirá la política de la administración de Trump de permitir que los fugitivos puedan comprar armas.En enero del 2017, el Departamento de Justicia de Trump fijó una nueva política para el FBI y para operadores de verificaciones de antecedentes a nivel estatal que les prohibió negarle la venta de armas a fugitivos sin saber sus paraderos o su estado mental. Esto ha resultado en un declive de 80% en negaciones a fugitivos.
  • Eliminará la acción regulatoria que permite el acceso a la impresión en 3D de armas de plástico. En el 2018, Trump hizo más fácil fabricar armas de fuego en casa utilizando impresoras 3D al permitir la reproducción masiva de planos para armas de 3D. El ATF ahora reporta que se presenciado un incremento en armas no-serializadas recuperadas en escenas de crimen, notando que 30% de las armas que son recuperadas en California son no-serializadas.
  • Dirigirá a que el Buró de Alcohol, Tabaco, y Armas de Fuego (AFT, por sus siglas en inglés) clasifique a todo individuo o negocio que venda más de 5 armas en un año como “distribuidor”. Los distribuidores están sujetos a los requisitos de verificaciones de antecedentes, y los vacíos legales que le permiten a los no-distribuidores realizar ventas privadas de armas facilitan que la gente pueda comprar armas que de otra forma no podrían obtener
  • Proveerá al ATF con los recursos necesarios para garantizar la supervisión adecuada de la industria de las armas de fuego. Como resultado del cabildeo de la NRA, el ATF ha recibido menos fondos y se ha restringido en su habilidad para realizar la supervisión requerida sobre la industria de las armas. Beto trabajará con el Congreso para garantizar que el presupuesto incluya financiamiento robusto para las funciones de supervisión regulatoria del ATF y elimine adendas al presupuesto que generarían obstáculos a las facultades de la agencia para realizar su trabajo.

Beto sabe que los políticos no deben de trabajar para PACs, cabilderos, ni corporaciones, sino para el pueblo. Como presidente, Beto:

  • Acabará con la influencia de la NRA, la cual socava el progreso del congreso en prevenir la violencia armada. Nuestro sistema no funciona cuando los legisladores representan más a los intereses especiales como el NRA que a las personas que los eligieron para servir, y ellas mismas están siendo acribilladas en sus casas de adoración, en sus escuelas, en sus vecindarios. Como presidente, Beto promulgará la Ley de No Comités de Acción Política (PACs), la cual él presentó como integrante del Congreso, y cuyo fin es prohibir las contribuciones de PACs a integrantes del Congreso y a todo aquel que esté perfilándose a un cargo federal.

Beto sabe que cuando encontramos sistemas que pueden salvar vidas, debemos adoptarlos a nivel nacional. Como presidente, Beto:

  • Creará un sistema nacional de licencias para portar armas y un registro para las mismas. Beto trabajará con el Congreso para crear un sistema nacional de licencias para portar armas que garantice que todo individuo que intente conseguir una arma de fuego se someta a un estudio por parte de una agencia del cumplimiento de la ley, así como a una verificación de antecedentes. Los individuos deben tener 21 años de edad para recibir dichas licencias, necesitarán completar un entrenamiento certificado de seguridad de armas de fuego, y tendrán que renovar sus licencias cada cinco años. Los individuos también deberán inscribir sus armas dentro de un registro y todas las nuevas armas recibirán un micro-estampado. Reconociendo la larga tradición de la cacería en nuestro país, las personas menores de 21 años con licencias para cazar podrán poseer legalmente armas de cacería. Los estados tendrán la flexibilidad de administrar sus propios sistemas de licencias, permitiendo que establezcan estándares más altos. En los lugares donde una estado no cuente con un sistema existente, el gobierno federal administrará dicho sistema

Beto sabe que todos deben someterse a una verificación universal de antecedentes antes de comprar una pistola. Como presidente, Beto:

  • Implementará verificaciones universales de antecedentes en el punto de compra. La gran mayoría de los estadounidenses apoyan las verificaciones de antecedentes para individuos que buscan comprar pistolas, sin embargo sólamente 12 estados y Washington, D.C. han adoptado sistemas universales de verificación de antecedentes. De la misma forma, para poder recibir una licencia para portar armas, los individuos deberán someterse a una verificación de antecedentes

Beto sabe que las armas de asalto deben permanecer en el campo de guerra, no apuntándole a nuestras comunidades. Como presidente, él:

  • Prohibirá las armas de asalto, las manivelas para disparadores, los silenciadores, los dispositivos modificadores, y los cargadores de alta capacidad. Desde que expiró la prohibición de armas de asalto en el 2004, los tiroteos masivos se han desbocado en cantidad y se han vuelto aún más mortales. Beto trabajará con el Congreso para prohibir la manufactura, venta, y posesión de armas de asalto de estilo militar y de cargadores de alta capacidad
  • Implementará un programa nacional de recompra de armas de asalto y pistolas. Las armas de asalto pertenecen en el campo de guerra, no en nuestras comunidades ni en nuestras calles. Beto está pugnando por un programa obligatorio de recompra para armas de asalto y de recompra voluntaria para pistolas. Para crear una fuente de financiamiento para recompras, Beto incrementará el impuesto al consumo sobre fabricantes de armas y de multas impuestas a traficantes de armas, lo cual le permitirá al ATF comprar cualquier arma de asalto prohibida que sea presentada ante la agencia. Los individuos que no participen en la recompra obligatoria de armas de asalto serán multados
  • Hará más difícil que las personas acumulen armas. Como presidente, Beto limitará la adquisición de armas a una compra por ms y dirigirá al ATF a clasificar a cualquier individuo o negocio que venda más de cinco armas en un años como un “distribuidor” de armas. Los distribuidores estarán sujetos a verificaciones de antecedentes

Beto sabe que las personas que han presentado una tendencia a causarse daño o dañar a otros no deben contar con acceso a armas de fuego. Como presidente, Beto:

  • Promulgará Órdenes de Protección contra Riesgos Extremos, también conocidas como leyes de bandera roja, y cerrará los vacíos que le permiten a abusadores domésticos, aquellos que presenten una amenaza a sí mismos o a otras personas no tenga en su posesión armas de fuego. Como presidente, Beto establecerá una ley federal de bandera roja, permitiendo que los departamentos policiales en estados sin leyes de bandera roja puedan pedirle a las cortes que remuevan las armas de aquellos que presenten un riesgo a causarse daño o dañar a otros. Beto también trabajará con el Congreso para cerrar los vacíos que le permiten a individuos peligrosos y a abusadores domésticos obtener armas mortales incluyendo el vacío de las ventas privadas, el vacío de novios, y el vacío de Charleston

Beto comprende que la violencia armada no es sólo un problema, es una crisis de salud pública. Como presidente, Beto:

  • Declarará a la violencia armada como una emergencia de salud pública. Cuando 40,000 personas están muriendo cada año a causa de la violencia armada, estamos hablando de una emergencia. Beto utilizará los poderes del ejecutivo para dirigir al Cirujano General a que reconozca a la violencia armada como una crisis de salud pública e invertirá $320 millones anualmente para que los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) realicen estudios sobre la violencia armada

Beto sabe que debemos enfrentar el movimiento de armas en nuestro país, las cuales constantemente terminan en el mercado negro o son usadas en crímenes. Como presidente, Beto:

  • Designará al tráfico de armas como delito federal. Las débiles leyes de armas en Estados Unidos han contribuido a la propagación de violencia armada en el resto del mundo. Actualmente, los individuos que trafican múltiples armas a individuos que tienen prohibida la posesión de armas de fuego o a través de ventas con prestanombres, muy a menudo sólo pueden ser enjuiciados por violaciones de su papeleo. Como presidente, Beto se enfrentará a esto haciendo que el tráfico de armas y la compraventa a través de prestanombres sean delitos federales

Beto sabe que necesitamos darle apoyo a aquellos que han sufrido daños debido a la violencia armada — y darle apoyo a las comunidades que están trabajando para combatir esta epidemia. Como presidente, él:

  • Reconocerá el sufrimiento existente:
    • Incrementando el apoyo al tratamiento del trauma causado por la violencia armada
    • Proveyendo financiamiento para el suministro de educación pública a nivel comunitario sobre la seguridad ante armas de fuego, y los suicidios con arma de fuego
    • Proveyendo financiamiento para el suministro de comunitarios para la reducción de violencia, equipando a los interruptores de violencia con el apoyo que ellos necesitan para cambiar los comportamientos a nivel local 
  • Incrementará el financiamiento para que los CDC y NIH realicen estudios sobre la violencia armada
    • Debido al cabildeo de la NRA, el Congreso ha promulgado restricciones al presupuesto enfocadas en mermar los estudios financiados federalmente sobre la violencia armada. Como presidente, Beto invertirá $320 millones anualmente para que los para que los CDC y NIH realicen estudios sobre la violencia armada

Beto sabe que la industria de las armas debe rendirle cuentas tanto a los consumidores como al público. Como presidente, Beto:

  • Derogará la Ley de Protección del Comercio Legalizado de Armas. Esto revocará las protecciones ofrecidas por esta ley, la cual resguarda a los fabricantes de armas y a los distribuidores de toda responsabilidad cuando sus productos son utilizados para cometer crímenes
  • Restaurará la Protección al Consumidor en Seguridad de Armas. Como presidente, Beto apoyará la Ley de Seguridad ante Armas de Fuego, la cual restaurará la jurisdicción de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor sobre las regulaciones pertinentes a las armas de fuego y los componentes de las armas de fuego